Empieza la planificación para la “nueva” vuelta al colegio

0

La irrupción de la pandemia del coronavirus ha conllevado la finalización de un curso académico especialmente extraño. En pleno debate sobre cómo se tiene que reanudar la actividad educativa el próximo mes de septiembre, muchos colegios y escuelas ya están planificando el próximo curso en modalidad presencial o semipresencial. Por este motivo, ha llegado el momento planificar todo el material que los estudiantes necesitarán.

En la vuelta al colegio, existen algunos artículos imprescindibles que deben estar en posesión de todo alumno, como mochilas, estuches, libretas o bolígrafos, entre otros. En este sentido, muchas escuelas prefieren que el material que usan sus estudiantes sea personalizado con su logotipo, ya que crea una sensación de pertenencia mucho mayor que ayuda a los más pequeños a sentirse integrados.

Por este motivo, uno de los productos estrella son los bolígrafos personalizados, y es que su coste es mínimo y sus beneficios son múltiples. Primeramente, tal y como se ha comentado con anterioridad, el material personalizado ayuda a generar un sentimiento de pertenencia que contribuye a que los alumnos se sientan parte de una entidad, hecho que les puede repercutir positivamente en su rendimiento académico.

Por otro lado, los bolígrafos personalizados también se pueden utilizar a modo de merchandising personalizado en ferias estudiantiles de captación, de modo que los centros formativos pueden visibilizar su oferta académica para que los futuros estudiantes la pueden conocer y decidirse por ella.

Finalmente, los bolígrafos, a pesar de ser un material muy clásico y tradicional, han ido actualizando sus atributos para adaptarse a las nuevas necesidades, y con la pandemia del Covid-19 lo han vuelto a demostrar. Como consecuencia de la situación sanitaria, las empresas de artículos corporativos han empezado a comercializar bolígrafos antibacterianos. Estos bolígrafos tienen propiedades antibióticas y antibacterianas que impiden la penetración de posibles bacterias y virus, de modo que son ideales para prevenir contagios en las aulas, ya que son artículos que se comparten habitualmente.

Otro de los productos más destacados de la vuelta al colegio son los cuadernos y las libretas. De nuevo, sucede lo mismo que con los bolígrafos, y es que han ido incluyendo nuevos atributos que las han hecho adaptarse a los nuevos requerimientos de los estudiantes. En este caso, los nuevos cuadernos suelen llevar blocs de notas y notas adhesivas de colores incorporadas que son de gran utilidad para organizarse las tareas y establecer prioridades en las mismas. También existen modelos con las portadas antibacterianas, de modo que contribuyen a reducir las posibilidades de contagio por coronavirus o cualquier otro tipo de virus. 

A pesar de que aún está por concretarse la manera en la que se retomarán las clases, la planificación en todas sus variantes ya ha empezado. El material escolar será, ahora más que nunca, de gran relevancia. 

Tal y como se ha comentado, todos los centros educativos tendrán la posibilidad de contar con material especializado para prevenir la propagación de cualquier virus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here