La Policía Municipal de Bilbao recupera móviles robados y detiene a un hombre que portaba drogas en San Francisco

0
105

El Dispositivo de Vigilancia en la zona de San Francisco que tiene en marcha la Policía Municipal de Bilbao ha realizado esta semana dos operaciones donde se ha detenido a un hombre que portaba sustancias ilegales para su venta y ha recuperado móviles de alta gama y una Tablet que habían sido robados con anterioridad.

La primera de las operaciones ha tenido lugar el pasado lunes, 4 de febrero, sobre las 21:45 horas, cuando una patrulla que realizaba las labores de vigilancia observó cómo dos personas accedían a un local de la calle San Francisco. Después hacían entrega de varios móviles al dependiente del local, el cual los guardaba debajo del mostrador. Acto seguido esas dos personas salieron del local sin haber recibido ningún ticket ni recibo.

Ante esta extraña maniobra, los agentes accedieron al local y se encontraron con varios móviles, los cuales no tenían etiqueta. Tras comprobar que algunos de esos teléfonos habían sido denunciados por robo, la Policía Municipal identificó a los propietarios del local y decomisaron 5 móviles de alta gama y una Tablet. Una vez comprobada la identidad de los y las propietarias de los aparatos móviles se está procediendo a su devolución.

Los propietarios del local han sido identificados y en estos momentos se tiene abierta la investigación.

Por otra parte, el martes 5 de febrero, sobre las 16:15 horas, otra patrulla de paisano integrante del Dispositivo de Vigilancia en la zona de San Francisco observó la conducción anómala de un Volkswagen golf, el cual frenaba y aceleraba sin motivo alguno. La patrulla le siguió varias calles hasta que otra patrulla uniformada le interceptó en la Calle Goikotorre del barrio de San Adrián.

El conductor, un varón de 27 años, era conocido por los agentes por haber cometido anteriormente delitos contra la salud púbica. Tras percibir un fuerte olor a marihuana se procedió a cachear al conductor y a revisar el vehículo. En el maletero la policía encontró, detrás de unos bidones de gasolina vacíos, una riñonera la cual contenía una tableta de unos 100 gramos de hachís, varias bellotas de hachís, cogollos de marihuana, 4.140 euros y utensilios para la manipulación de las sustancias.

El conductor, que fue detenido y trasladado a las instalaciones policiales de Miribilla, ha pasado a disposición judicial acusado de un delito contra la salud pública.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here