Bonito a la plancha, marmitako, tataki… ¿Cómo preparar bonito? Serrats te lo explica

0
272

Bonito a la plancha, marmitako… ¡Hoy vamos a hablar de cómo preparar bonito! Pero esta vez no vamos a hablar de cómo hacemos nuestras conservas (si quieres puedes ver en nuestra web cómo se pescan los bonitos que utilizamos y el proceso de elaboración artesanal de nuestras conservas). Lo que hoy nos gustaría compartir contigo son algunos consejos, trucos e ideas de consumo para disfrutar al máximo de uno de uno de los manjares más exquisitos que nos ofrece el Cantábrico: el Bonito del Norte.

Como sabes, la campaña o costera del Bonito del Norte en el Cantábrico tiene lugar desde junio hasta septiembre, aproximadamente. Durante la costera, los Bonitos del Norte llegan a nuestra costa en todo su esplendor. Es su momento óptimo y nuestros pescadores lo capturan, uno a uno, utilizando las formas tradicionales de pesca del Cantábrico. Es en este momento cuando podemos disfrutar de delicias como el bonito a la plancha o el marmitako, entre otras formas de preparar el bonito.

Delicioso bonito a la plancha

Como fans de nuestra materia prima te recomendamos consumir bonito fresco en verano, es su temporada: hay múltiples formas de preparar el bonito fresco aunque nosotros tenemos dos favoritas:

  • Bonito a la plancha. Con la plancha muy caliente, lo hacemos vuelta y vuelta y al final añadimos sal gorda. Se puede acompañar con lo que te guste. A nosotros nos vuelve locos con cebolla y pimiento verde pochados; con pimientos rojos y verdes asados, berenjenas asadas, etc. También puedes acompañarlo de una sencilla ensalada. ¡Cualquiera de estas será una opción deliciosa!
  • Y nuestra otra favorita es en marmitako… ¡Hummm, delicioso!

Sea cual sea la opción elegida, te damos sólo un consejo: ¡no lo cocines demasiado! Sólo vuelta y vuelta y el calor residual hará el resto…

También es un buen momento para tomarlo en crudo, cortado en pequeños dados y aderezado en forma de “Tataki”. En este caso, te recomendamos tomarlo en pequeñas cantidades o de aperitivo.

Y antes de terminar… Aquí van unos últimos consejos:

¿Cómo reconocer cuándo el Bonito del Norte es “más fresco”?

  • La piel tiene que ser brillante, limpia, con colores bien definidos.
  • Los ojos “planos”, con colores muy definidos, brillantes, pupila negra, cristalino transparente.
  • Con olor “marino”, fresco.
  • La textura rígida y firme al tacto.

Tomar el Bonito en Conserva también es una magnífica opción

Es él, el fresquísimo del Cantábrico, que capturamos en verano y lo conservamos en una lata o frasco con aceite de oliva, para que puedas disponer de sus propiedades y sabor en cualquier momento del año. Puedes disfrutarlo de mil maneras: en este blog puedes encontrar numerosas recetas con Bonito del Norte en conserva e incluso puedes enviarnos la tuya y ganar un lote de nuestras conservas en nuestro concurso.

Para disfrutarlo al máximo, tiene que estar a temperatura ambiente, así que si tras abrir un frasco te ha sobrado bonito y lo has guardado en el frigorífico, sácalo del frío una media hora antes de consumirlo para poder disfrutar de todo su sabor.

Y recuerda: no tires el aceite de la lata, es un aceite de oliva suave de altísima calidad. Puedes guardarlo para aderezar tus platos o utilizarlo para cubrir el bonito sobrante. Se mantendrá perfecto siempre y cuando lo mantengas tapado y en el frigorífico un máximo de 48/72 horas.

On egin!

Noticias de Agencia de Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here