La Hacienda de Bizkaia refuerza la lucha contra el fraude con la incorporación de nueve inspectores de finanzas

0
131

La Hacienda Foral de Bizkaia ha incorporado este martes a su plantilla a otros nueve inspectores de finanzas, reforzando su capacidad de luchar contra el fraude fiscal. Seis de los nueve nuevos inspectores se incorporan como funcionarios de carrera tras superar las pruebas de la última oferta pública de empleo, mientras que los otros tres acceden a esta plaza en interinidad.

El incremento del número de inspectores, que se eleva en total a 40, no sólo permitirá reforzar las actuaciones que la Hacienda Foral realiza actualmente en la lucha contra el fraude fiscal, sino que también es fundamental para la próxima implantación de Batuz. Mediante este sistema, empresas y autónomos transmitirán a la Hacienda Foral una gran cantidad de información con relevancia tributaria, con la consiguiente necesidad de aumentar el personal dedicado al análisis de información para detectar estructuras fraudulentas, establecer perfiles de riesgo y mejorar la capacidad de respuesta ante comportamientos irregulares.

Las nuevas incorporaciones van a reforzar en concreto los servicios de Coordinación de la Inspección, de Actuaciones Inspectoras, de Auditoría Informática, de Planificación y de Inspección Recaudatoria.  Si bien los Inspectores de Finanzas constituyen el el cuerpo más especializado de la Hacienda Foral, la lucha contra el fraude es labor de un grupo mucho más numeroso en el que también participan 59 Subinspectores y 22 Agentes, así como liquidadores y administrativos.

Con las últimas incorporaciones, 978 personas trabajan en el Departamento de Hacienda y Finanzas de la Diputación Foral de Bizkaia, de las cuales 752 lo hacen en la Dirección General de Hacienda. Por subdirecciones, la de Inspección cuenta con 129 personas, la de Gestión Tributaria con 489, la de Recaudación con 117 y el Servicio de Coordinación y Asistencia Técnica con 17.

Doce plazas convocadas, únicamente seis aprobados

La convocatoria de doce plazas de inspector fiscal fue publicada en el Boletín Oficial de Bizkaia del 21 de febrero de 2018. Seis de las plazas convocadas se correspondían al turno de promoción interna y las otras seis al turno libre. En cada una de las dos opciones se reservaba una plaza a personas discapacitadas, aunque ninguna de ellas se ha cubierto.

La prueba selectiva ha consistido en tres exámenes sobre un temario de 151 temas. En el primero de los exámenes los aspirantes desarrollaron por escrito cinco temas en un tiempo de cinco horas; en el segundo examen, también de cinco horas de duración, debían desarrollar varios supuestos de contabilidad y matemáticas financieras, así como resolver un supuesto práctico profesional. La última prueba consistió en la exposición oral, ante un tribunal, de tres temas elegidos al azar.

Al menos un año de formación y prácticas

La incorporación de los nuevos inspectores a la Hacienda Foral comienza con un plan de formación que puede durar entre seis meses y un año. Entre otras materias, reciben cursos de formación en el manejo de las herramientas informáticas que van a necesitar para el desarrollo de su trabajo, como las bases de datos de información existentes en la Hacienda Foral, las aplicaciones utilizadas para la generación de los expedientes administrativos y la herramienta mediante la que se realiza la auditoría informática que permite analizar la información que hay en los sistemas informáticos de las empresas y contrastarla con la información declarada a la Hacienda Foral.

Una vez superado el periodo de formación se les asignarán los primeros expedientes, que tramitarán bajo la supervisión de un tutor, un inspector con más experiencia con el que aprenden en la práctica cómo se realiza una inspección. Este periodo de tutorización puede durar entre seis meses y un año, en función de la evolución del nuevo inspector. Así mismo, se realiza un seguimiento individualizado de la evolución de cada uno de los nuevos inspectores a efectos de ajustar las necesidades de formación.

La lucha contra el fraude fiscal en Bizkaia y el sistema Batuz

La lucha contra el fraude fiscal, junto a la asistencia a los contribuyentes, es uno de los objetivos fundamentales de la Hacienda Foral de Bizkaia. Para ello aprueba cada ejercicio un plan de lucha contra el fraude fiscal que contempla diferentes actuaciones que abarcan a todos los tipos de contribuyentes y todos los sectores económicos que operan en Bizkaia. En 2018 los diferentes servicios de la Hacienda de Bizkaia desarrollaron 496.430 actuaciones, aflorando 488,3 millones de euros defraudados a las arcas forales.

Así mismo, la Hacienda Foral también desarrolla actuaciones de carácter preventivo para disuadir de la comisión de fraude fiscal o para concienciar a la ciudadanía de la importancia de cumplir con las obligaciones tributarias. En este campo destacan el módulo de educación tributaria que se imparte en los centros escolares o la implantación de programas de ayuda para facilitar a los contribuyentes la autoliquidación de los diferentes impuestos.

Con este último objetivo, la Hacienda de Bizkaia implantará el próximo año el sistema Batuz, mediante el que confeccionará las liquidaciones de IVA, Renta y Sociedades a todas las personas del territorio que realizan actividades económicas. El sistema Batuz se irá desplegando en el segundo semestre de 2020 y estará plenamente operativo en 2021.

Noticias de Agencia de Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here