Bilbao se convierte en “ciudad 30” en toda su trama urbana

0

El Alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, y el Teniente de Alcalde y Concejal de Movilidad y Sostenibilidad, Alfonso Gil, han hecho oficial que la velocidad máxima de circulación en toda la ciudad es de 30 km/h.

Desde julio de 2018 el 87 por ciento de las calles de Bilbao ya tenían limitada la velocidad máxima de circulación a 30 km/h. Ahora, con la extensión de la medida, la capital vizcaína se convierte en la primera ciudad del mundo con más de 300.000 habitantes, en limitar a 30 la velocidad del tráfico rodado en toda su trama urbana.

En los últimos años la capital vizcaína ha llevado cabo numerosas iniciativas para mejorar la movilidad urbana que le han valido varios reconocimientos importantes como ocupar el primer puesto en el ranking ciudades con mayor compromiso con la movilidad sostenible que realizó Greenpeace en el año 2019, el Premio “Ciudades que caminan” 2020, la primera posición que alcanzó de valoración el transporte público de Bilbao en el estudio que realizó la OCU en toda España, o el Primer Premio al Aire Limpio por las medidas adoptadas para mejorar su calidad que le otorgó la Plataforma ‘X Aire Limpio’.

Con esta medida, se pretende calmar el tráfico, cambiar los hábitos de conducción y reducir la presión medioambiental referida tanto a la contaminación del aire, como a la acústica. Bilbao se convertirá en una ciudad más segura, más amable, más cómoda, más agradable y más saludable. “Hasta 30 veces más”.

Al descender la contaminación del aire, se reducen considerablemente los efectos neurotóxicos que la polución tiene sobre la salud. Se emiten menos gases, lo que contribuye a una mejora general de la salud, ayudando a mitigar el cambio climático, ya que a una velocidad inferior haremos descender significativamente las emisiones de CO2.

“Todo Bilbao a 30” permitirá además la convivencia en la calzada de todo el tráfico rodado, incluyendo los vehículos de dos ruedas, ya que las posibilidades de accidentes y la gravedad de los mismos disminuyen drásticamente por debajo de esta velocidad.

En las zonas 30, según numerosos estudios, la siniestralidad global se reduce entre un 15 y un 30% y la gravedad de los siniestros disminuyen hasta un 50%.

Estos estudios destacan que el riesgo circulando a 30 kilómetros por hora es nueve veces menor a que circulando a 50 kilómetros por hora, o que a 80 kilómetros por hora fallece el 95% de los atropellados; a 65 kilómetros por hora mueren el 85% y a 50 kilómetros por hora mueren el 45%. Por el contrario, a 30 kilómetros por hora, el 95% de las personas atropelladas sobreviven.

La disminución de la velocidad en vía urbana, disminuye el número global de accidentes, un hecho que tiene que ver con el mayor control del vehículo y la menor distancia de detección.

Asimismo, esta medida consigue un calmado del tráfico, que aparte de la mejora en la seguridad, contribuye a generar un entorno más agradable, que permite recuperar una gran parte de la vida de calle o de barrio, con un efecto beneficioso para el comercio local.

Además, los estudios destacan que se consigue una mejor convivencia entre bicicletas, peatones y vehículos con motor. Está constatado que se incrementa significativamente el número de peatones que transitan por las calles y que el uso de la bicicleta en las zonas 30 aumenta entre un 15 y 20 %, mientras que disminuye el uso de vehículos con motor, uno de los objetivos de las políticas europeas.

La medida “Todo Bilbao a 30” concuerda con el tema elegido por la Comisión Europea para la campaña de la Semana Europea de la Movilidad de este año: “Por una movilidad sin emisiones”. Esta temática refleja el ambicioso objetivo de alcanzar la neutralidad en las emisiones de carbón para el año 2050, recogido en el Pacto Verde Europeo. El tema también pretende resaltar la importancia de la accesibilidad a sistemas de transporte de cero emisiones y promover un sistema inclusivo para todas las personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here