Más detenidos por la brutal paliza al joven de Amorebieta-Etxano

0

Siete personas han sido detenidas por la brutal paliza a un joven este fin de semana en Amorebieta-Etxano (Bizkaia). Al menos cinco de los arrestados son menores de edad, y uno de ellos se ha entregado en la comisaría de Erandio en compañía de su tutor legal.

La operación policial sigue abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones en las próximas horas.

La Policía autonómica vasca y la Policía Local de Amorebieta-Etxano están trabajando ahora en la identificación y localización del resto de los autores de la paliza.

Mientras tanto, el joven agredido, vecino de Lemoa, permanece ingresado muy grave en la Unidad de Reanimación de Hospital de Cruces.

La víctima fue apaleada en la madrugada del domingo por un grupo de unas 15 personas, muchas de ellas menores de edad, tal y como se puede ver en las imágenes de la pelea que se han hecho virales en redes sociales.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha advertido de que la agresión “supera cualquier límite tolerable” y ha pedido “el máximo compromiso social” para erradicar este tipo de comportamientos “inaceptables”. Asimismo, tras mostrar su “total solidaridad” con la familia y allegados de la víctima, ha dejado claro que la Ertzaintza trabaja para detener cuanto antes a los responsables de estos hechos.

El Ayuntamiento de Lemoa, localidad de la que es vecino el joven agredido, ha convocado una concentración para este jueves, a las 20:00 horas, frente a la casa consistorial.

El Consistorio ha expresado su solidaridad con la familia del joven y ha manifestado su “más firme rechazo a este tipo de actitudes y comportamientos violentos”. Además, ha insistido en la “necesidad de abordar las consecuencias de la pandemia desde un punto de vista multidisciplinar y educativo, poniendo el foco en la educación, la prevención y la tolerancia”.

Este martes, cientos de vecinos y vecinas, asociaciones de hostelería y diversos colectivos de Amorebieta-Etxano se concentraron en la calle Luis Urrengoetxea para manifestar su repulsa y subrayar que “este no es el pueblo que queremos construir”.